miércoles, 8 de octubre de 2008

Maginalidad

La es un término que empezó a usarse principalmente con referencia a características ecológicas urbanas que degradan las condiciones ambientales e inciden en la calidad de vida de los sectores de población segregados. La marginalidad es un campo altamente relevante y fecundo, en ella se expresa la poética de la insatisfacción profunda, la incomodidad al olor de las ovejas (ese olor a resignación tranquilizada del ?uno? porque uno es así, la creatividad de la potencial innovación (los Steve Jobs provienen de la marginalidad) o el germen? de las revoluciones ciudadanas (Chiapas, Paris y nuestros pingüinos en la expresión criolla). Algo en común tiene la brigada que raya la ciudad, la perseverancia del emprendedor que abre mercados inimaginables, los defensores de los derechos que aún no son derechos y el artista que provoca al límite de conmover o repugnar. Voces marginales, son señales, provocaciones que nos muestran nuestros límites, nuestros excesos. Irreverencia con compromiso. Indignación e intolerancia a la sensibilidad adormecida por una cotidianeidad con dimecaína. Y cómo la marginalidad se hace presente en el mundo del diseño. Exploremos sin pretenciones de verdades, más bien reconozcamos algunas sombras al respecto. Para eso tenemos que hacer dos distinciones previas: 1. Conflictos de valores 2. Prácticas "puente" Los conflictos de valores pertenecen a los habitantes. Más bien pertenecen al habitar. El habitar es histórico, social y corporal. No se habita sin un cuerpo, sin costumbres y gustos, tampoco se habita sin pertenecer a una comunidad con identidades y roles, con maneras de ser y hacer, con un ?uno? que nos indica las ?buenas costumbres?, del espacio de lo posible. No se habita sin una coyuntura histórica de tradiciones y modernidades, como marejadas que mezclan aguas dulces y saladas, marejadas últimamente más violentas e invasivas que silenciosas. Un valor orientador es la opción que el habitante toma ante una disyuntiva, ?prefiero este tipo de vida?, es la vida ?que vale la pena vivir?. Los valores organizan nuestra manera de consumir, de comprar. Algunas cosas se optan ante otras en una suerte de ?definición? de finalmente quién soy o quién quiero ser. Pero los valores orientadores pueden ser contradictorios, hacer algo puede significar ?sacrificar? otra posibilidad. El gusto por comprar un Mac, en el caso de los diseñadores, más tiene que ver con ser Apple Style, una manera de vivir y de definirse ante el resto, que por las capacidades tecnológicas o ? features? del Mac. El tener que optar entre valores orientadores, los modernos que desplazan o redefinen a los tradicionales, sacrificar uno por otro, dejar que uno prevalezca ante otro. Ser libre pero tener que declarar el compromiso con una carrera, ser aventurero pero trabajar de asalariado, vivir a lo que ?muestro ritmo me nos diga? pero ser programado y cumplidor, son ejemplos de ?conflictos de valores?. Los conflictos de valores se expresan de diversas maneras, siempre aparapetados de la obviedad, de la articulación. Se muestran como resignaciones tranquilizadas, resentimientos, exclusiones, confusiones, vergüenzas u orgullos. Hacen sufrir porque no permiten que sea todo como tiene que ser. Pero, los habitantes desde la marginalidad inventan trucos, herramientas, historias, prácticas para resolver estos conflictos. Y esos productos están en la marginalidad, no se encuentran en Falabella, están en las casas de la gente en forma de espacios que no se habitan como ???se debiera???, cosas que se usan de otras maneras a la que se las imagino el fabricante, explicaciones que satisfacen mejor unas ganas de que sea verdad que de un estricto entendimiento de lo que se habla. Esas son las prácticas puente que intenta resolver estos conflictos tensionados. El diseñador puede aprender de lo marginal. De la expresión inconclusa, a veces ridícula a nuestros sentidos, que se ríe de esa creatividad del habitante por tratar de resolver el espacio que habita y no lo celebra como una joya del consumo. Lo marginal en el diseño no tiene que ser la invención casi artística de un producto, para eso dejemos que los artistas se manifiesten, ya que el diseño no es arte. Lo marginal en el diseño está en la cotidianeidad del habitante, para lo cual el diseñador tiene que aprender a escuchar, y sobre todo a callar el ruido de una inventiva que distrae. Como decía mi un gran amigo cuando estaba frente a un necio, ???tiene mucho ruido entre las orejas???. La innovación es la capacidad de convertir este grito latente en oferta, de convertir los conflictos de valores en oportunidad para expandir las posibilidades del habitante. Un buen diseñador, Psicólogo, ingeniero quien sea tiene que tener más capacidad de escuchar que de trazar.

Vetusta Morla - Copenhague

frühling in paris - Rammstein

Walking After You - Foo Fighters (subs. español)

Foo Fighters

Doğuş - Vur Vur Yüreğime

GREEN GRASS

"Momentos de intenso dolor"

Time

The Verve - BiTTer Sweet SymPhony

Causa es un amargo que dulce sinfonía de la vida ... Intente llegar a fin de mes, usted es un esclavo que el dinero luego de su muerte. Voy a tener usted el único camino que he venido abajo ... Usted sabe la que le lleva a los lugares donde todas las cosas que cumplir, sí. Sin cambios, no puedo cambiar, puedo cambiar, puedo cambiar, pero estoy aquí en mi molde, estoy aquí en mi molde. Pero yo soy un millón de personas diferentes de un día para otro ... No puedo cambiar mi molde, no, no, no, no, no, no, no Bueno, yo nunca he orado, Pero esta noche estoy en mis rodillas, sí. Tengo que escuchar algunos sonidos que reconocer el dolor en mí, sí. Me deja brillar la melodía, se deja limpiar mi mente, me siento libre ahora. Pero las ondas son limpias y no hay nadie cantando para mí ahora. Sin cambios, no puedo cambiar, puedo cambiar, puedo cambiar, pero estoy aquí en mi molde, estoy aquí en mi molde. Y yo soy un millón de personas diferentes de un día para otro No puedo cambiar mi molde, no, no, no, no, no, no, no ¿Ha estado alguna vez? Puedo cambiar, puedo cambiar ... Causa es una sinfonía agridulce esta vida. Intentar llegar a fin de mes, tratar de encontrar a alguien después de su muerte. Usted sabe que puedo cambiar, puedo cambiar, puedo cambiar, pero estoy aquí en mi molde, estoy aquí en mi molde. Y yo soy un millón de personas diferentes de un día para otro. No puedo cambiar mi molde, no, no, no, no, no, no, no Tenemos ya el sexo y la violencia melodía y el silencio (¿Alguna vez ha sido hacia abajo) (Yo te tomará por el único camino que he venido abajo)

Amelie

MUJER AMANTE

Linda peli linda musica.

So Long, Lonesome